La jurisprudencia en España

que es la jurisprudencia

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

En este artículo te explicamos al detalle qué es la jurisprudencia en España además de todo lo que debes saber acerca de ella, cómo se aplica y cómo sentarla.

Definición de jurisprudencia

¿Tienes antecedentes penales y no sabes qué hacer?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

Se entiende por jurisprudencia como el conjunto de sentencias dictadas por cualquier tribunal que sirve para ayudar a la interpretación de las normas y la aplicación de la normativa cuando se está resolviendo un asunto.

Cuando una normativa no es del todo evidente o existe un vacío legal, la jurisprudencia consiste en acudir a sentencias de otros casos similares que se han tomado en el pasado por parte de otros tribunales para tener en cuenta como estos se resolvieron.

Gracias a la jurisprudencia se puede resolver de una forma similar y, por lo tanto, conseguir unificar la interpretación de la ley incluso en los casos más complicados.

Origen de la jurisprudencia

La jurisprudencia tiene su origen en el Derecho Romano. En este derecho, la jurisprudencia equivalía al conocimiento de lo justo y lo injusto. Por otro lado, dentro del ámbito anglosajón, se estudia la jurisprudencia en el origen que corresponde al periodo del rey de Inglaterra, Guillermo el Conquistador.

Este rey era el responsable de interpretar y aplicar la ley para que esta llegara a todos los rincones del reino.

A día de hoy la jurisprudencia se entiende como la doctrina sentada por los Tribunales Superiores a la hora de interpretar y aplicar el derecho en cualquier área del conocimiento. La jurisprudencia española está formada por ese conjunto de sentencias que han sido dictaminadas por dichos Tribunales.

¿Quiénes pueden sentar jurisprudencia?

En España los dos únicos que pueden sentar jurisprudencia son el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional.

El Código Civil señala que la jurisprudencia que sienta el Tribunal Supremo se produce al conferir a sus criterios la capacidad de trascendencia normativa. Dicho de otra forma, las propias sentencias no son una norma al uso, pero tienen un valor especial y se deben de respetar y seguir por el resto de tribunales.

Para que se pueda sentar jurisprudencia y que esta se convierta en vinculante se deben de dar una serie mínima de requisitos. De esta forma, según el propio Tribunal Supremo existirá jurisprudencia cuando se den estos casos:

  • Cuando la interpretación legal que asume el Tribunal Supremo se mantenga en cuestiones similares. Además, también se debe de mantener de modo inalterable para que se pueda garantizar la seguridad dentro de las relaciones jurídicas.
  • Por último, también deben de existir al menos dos fallos idénticos o análogos y que estos se puedan comprobar. Con esto último se quiere decir que no basta con que existan frases aisladas dentro de una sentencia, el fallo debe de ser idéntico para que se pueda producir.

Por otro lado, el Tribunal Constitucional. Las decisiones de este tribunal contarán con carácter de jurisprudencia en relación a los recursos de amparo. La actuación de este tribunal consistirá en resolver todas aquellas cuestiones que afectan a los derechos fundamentales en materia de procedimiento administrativo o judicial.

Tan solo en dichos casos el Tribunal Constitucional tendrá la facultad de poder sentar jurisprudencia. Cualquier tribunal ordinario deberá de acatar las resoluciones del Tribunal Constitucional y de sus criterios en cualquier situación en donde se vulneren los derechos fundamentales.

Características de la jurisprudencia

La jurisprudencia constituye un complemento al ordenamiento jurídico siempre y cuando la doctrina se establece de forma reiterada a la aplicar la ley en base a las costumbres y los principios del propio Derecho.

Esta jurisprudencia se forma a base de las decisiones y fallos de los jueces y sientan precedente para el futuro. Se convierten en un criterio constante y uniforme que recaerá sobre casos que sean idénticos o análogos.

La jurisprudencia puede variar de un país a otro ya que se vincula a la nación y a sus tradiciones jurídicas. Se trata de una fuente formal e indirecta del derecho que será consultada por los jueces para poder tomar sus decisiones sin que esta cree una norma jurídica de carácter general.

¿Dónde se puede consultar la jurisprudencia?

Para consultar la jurisprudencia lo mejor es hacerlo en las diferentes bases de datos que puedes encontrar en internet. Hay una gran cantidad de ellos diferentes, desde CENDOJ, hasta Autocontrol, o Aranzadi Digital.  

En todas esas bases de datos podrás encontrar jurisprudencias, así como toda clase de sentencias de forma gratuita.

Otros tipos de jurisprudencia

Se puede clasificar la jurisprudencia en base a otros tipos diferentes. En este caso, dependiendo de la actitud vigente ante la ley podemos distinguir estos tipos de jurisprudencia.

  • La jurisprudencia plenaria es aquella que proviene de una cámara en la que han participado todos los jueces que la conforman. 
  • La jurisprudencia derogativa es aquella que invalida un acto o una legislación al considerarlo inaplicable a los hechos que la conciernen. 
  • Por otro lado, la jurisprudencia restrictiva es aquella en donde la interpretación de la ley está restringida o acotada en la aplicación del hecho analizado.
  • Por último, la jurisprudencia deformante es aquella que se sienta para aplicar en toda clase de casos cuya naturaleza difiere a la original de la ley.

La jurisprudencia es muy importante a la hora de aplicar las leyes y por eso es importante conocerla ya que nos podrá ayudar si estamos acusados o imputados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes