¿Qué significa estar imputado?

que significa estar imputado

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

En este artículo te explicamos lo que es estar imputado por un delito y los derechos que tiene la persona que ha sido imputada en este caso.

¿Qué quiere decir la palabra imputado?

¿Información en Internet te está afectando negativamente?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

La Real Academia de la Lengua Española define imputado como la persona hacia la cual se va a dirigir un proceso penal.

Para la ciencia jurídica un imputado es aquella persona a la que se le atribuye de manera formal un acto penal debido a que se han encontrado diferentes indicios que derivan de una investigación en marcha.

Es importante no confundir el término imputado con el de acusado, ya que una persona puede verse imputada y salir sin condena como resultado del proceso penal al que se ha visto sometida.

Si tenemos en cuenta otras ramas de derecho también se puede considerar al imputado como a aquella persona a la que se acusa de una infracción administrativa y contra la que se va a iniciar un proceso administrativo sancionador.

¿Cuándo alguien es imputado formalmente de un delito?

Cuando un Fiscal sospecha que una persona ha cometido un delito lo va a imputar.

Dicho de otro modo, la imputación es el primer paso que se lleva a cabo una vez que el proceso de investigación ha encontrado indicios más que suficientes como para poder sospechar de la persona.

Lo que se va a buscar es conocer si esta persona es realmente culpable o no del delito por el cual se le está imputando. Esta persona siempre será reconocida como la imputada hasta que exista una resolución que establezca si realmente es o no culpable.

Por este motivo un imputado nunca será sinónimo de culpable hasta que haya una resolución que así lo indique.

¿Qué derechos tiene un imputado?

Como cualquier otro individuo que forme parte de un proceso jurídico un imputado tiene sus derechos. Uno de los más importantes es el principio de presunción de inocencia. El derecho de presunción de inocencia nos indica que la buena fe siempre existe. En el caso de que se quiera demostrar que esto no es así siempre será necesario probarlo.

Además, es importante también tener en cuenta que en el caso de que exista duda siempre se llevará a cabo la resolución a favor del acusado. Esto se debe al principio de in dubio pro reo, por lo que siempre será necesario poder demostrar lo contrario para que se pueda conseguir una sentencia condenatoria en firme para la persona a la que se ha imputado el delito.

Recordamos que el imputado se encuentra inmerso en un proceso del que puede salir o no acusada, por lo que la presunción de inocencia es fundamental.

Además, tiene más derechos como estos:

  • Tiene derecho a ser informado de todos los hechos que se le atribuyan.
  • También tendrá derecho a examinar las actuaciones para llevar a cabo su defensa y tendrá derecho a actuar durante el proceso penal.
  • Tiene derecho a designar libremente a un abogado penalista y a contar con asistencia jurídica completamente gratuita.
  • Teniendo en cuenta el idioma, el imputado también tendrá derecho a la traducción e interpretación de forma gratuita.
  • Tendrá derecho también a guardar silencio.
  • Por último, tendrá derecho a no declarar contra sí mismo.

¿Cuál es la diferencia entre un acusado y un imputado?

El término de acusado e imputado suele generar bastante confusión. La diferencia que existe entre ambos términos se encuentra al final del acto penal.

El imputado es la persona sobre la cual se atribuye un acto penal debido a que recaen sobre ella ciertos indicios que derivan de una investigación. Si dichos indicios son confirmados como tales es cuando la persona deja de ser imputada para convertirse en acusada.

Mientras los indicios no son confirmados esta no deja de ser en ningún momento imputada.

¿Estar imputado conlleva tener antecedentes penales?

Esta es otra de las preguntas que más preocupa a las personas que han sido imputadas. La respuesta es bastante sencilla, estar imputado no conlleva tener antecedentes penales.

En este caso cabe recordar que una persona que ha sido imputada no tiene que ser necesariamente estar condenada más adelante. Es posible que una persona haya resultado imputada debido a una mal interpretación en la investigación o por error.

Debido a esto no sería justo que figurase como antecedente penal debido a un error. Para que una persona tenga un registro de antecedentes penales tendrá que haber sido condenada, si se queda como imputada y finaliza la resolución así nunca tendría dichos antecedentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes