El acto de conciliación

que es un acto de conciliacion

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

En este artículo te explicamos lo que es un acto de conciliación y todas las dudas más importantes que surgen acerca de este.

¿Qué es un acto de conciliación?

¿Tienes antecedentes penales y no sabes qué hacer?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

Un acto de conciliación es un procedimiento a partir del cual se trata de llegar a un acuerdo exitoso entre dos partes, como un proceso administrativo previo con el propósito de evitar una demanda judicial.

El principal cometido del acto de conciliación es tratar de llegar a un entendimiento con el fin de evitar ir al juzgado. Acudir a los tribunales podría retrasar durante mucho tiempo cualquier resolución. De hecho, la resolución obtenida incluso podría ser peor a la negociada por cualquiera de las partes.

Básicamente, es como si dos entes que fueran parte de un problema buscan un entendimiento para no ir a juicio.

¿Cómo se realiza el acto de conciliación laboral?

El acto de conciliación laboral es uno de los actos de conciliación más habituales. Este acto de conciliación se suele dar cuando se ha despedido a un trabajador y este no está conforme con el despido.

El trabajador deberá de presentar una papeleta de conciliación y será el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación el encargado de notificar a ambas partes, es decir, trabajador y empresa, el día y la hora señaladas para que se celebre dicho acto de conciliación.

¿Qué es un acto de conciliación civil?

El acto de conciliación civil tiene el mismo propósito que el acto de conciliación laboral, salvo que en este caso el motivo por el cual se lleva a cabo la conciliación nada tiene que ver con el trabajo.

Puede ser un problema que existe a la hora de llevar a cabo una separación, por ejemplo, si la pareja no se pone de acuerdo en la repartición de los bienes o cualquier otro tipo de problema que pudiera surgir.

¿Cómo actuar en un acto de conciliación?

A pesar de que una parte pueda demandar un acto de conciliación, lo cierto es que no tiene que haber necesariamente el mismo interés en la otra parte. Si esto es así, lo mejor es directamente no presentarse al acto de conciliación e ir directamente a juicio.

Sin embargo, si se accede al acto por la otra parte es porque existe una posibilidad real de negociar.

En este caso es importante tenerlo todo preparado incluso puedes contar con la figura de algún representante para que te ayude. Llegado a este punto es importante no improvisar y dejar las cosas claras de lo que se está buscando.

A partir de aquí se procederá la negociación y estará en tus manos el poder aceptar la oferta o no. Como negociación que es, podrás también hacer contraofertas y negociar por tus intereses. Recuerda que se trata de un acto de negociación por lo que si no estás de acuerdo con alguna de las partes o ves que no te interesa siempre te quedará el juicio.

¿Quién tiene que ir al acto de conciliación?

Al acto de conciliación tendrán que ir las partes implicadas en el proceso. Por ejemplo, en un caso de conciliación laboral irá el trabajador implicado y un representante de la empresa. A menudo suele ser el trabajador de recursos humanos quien acuda en representación de la empresa, pero puede ir cualquiera.

A pesar de que no estamos ante un juicio, suele estar recomendado que el trabajador acuda junto a un abogado especialista en derecho legal. Estas figuras legales son expertas a la hora de resolver este tipo de situaciones y podrán lograr un acuerdo más favorable para los intereses de su cliente.

Además de las dos partes que tienen relevancia en el acto de conciliación en sí, también habrá un letrado conciliador. El letrado conciliador será el responsable de poner por escrito si se ha llegado a un acuerdo o no.

La única función de este letrado es dar fe a través de un documento administrativo del resultado que ha tenido el acto de conciliación en sí.

¿Qué pasa si no te presentas a un acto de conciliación?

Si el trabajador o su representante legal no se presentan al acto de conciliación el procedimiento se declarará como terminado. En este caso se archivarán todas las actuaciones que se hayan realizado hasta el momento y no habrá posibilidad de reclamar.

La única excepción a esta regla es que exista una razón justificada por la cual no han podido acudir. En este caso se dará lugar a una nueva cita para lograr un nuevo intento de conciliación.

En el caso de que sea la empresa la que no acude al acto de conciliación, la parte demandante podrá solicitar a un juez que condene a la empresa a pagar los honorarios del abogado del trabajador hasta un límite de 600 euros.

De la misma forma que sucede con el trabajador, no se podrá multar a la empresa si esta no ha acudido por una causa justificada y se demuestra que no es de mala fe.

¿Cuánto tiempo se tarda en celebrarse el acto de conciliación?

Los actos de conciliación son actos rápidos. En el caso de que se trate de un acto de conciliación laboral el procedimiento se tarda en celebrar unos 15 días hábiles. 

En el caso de que se trate de un procedimiento de conciliación civil el plazo es menor, 10 días hábiles.

¿Cuánto cobra un abogado por un acto de conciliación?

Como en cualquier otro tipo de trabajo, los honorarios por parte de un abogado variarán dependiendo del tipo de abogado en cuestión. 

Sin embargo, lo más habitual es encontrarse con tarifas que van desde los 100€ o 150€. Para hacerte una idea, la redacción de una demanda y asistir a juicio suele tener un coste entre 250€ y 500€, por lo que un acto de conciliación es un acto mucho más económico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes