Qué es un procurador y diferencia con un abogado

que es un procurador

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

En este artículo te vamos a explicar lo que es un procurador, las funciones que este realiza y también las diferencias que tiene comparándolo con un abogado.

¿Qué es un procurador?

¿Información en Internet te está afectando negativamente?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

Un procurador es una persona que se encuentra autorizada de forma legal para poder ejercer ante los tribunales la representación de otra persona dentro de un proceso judicial.

Teniendo en cuenta esta definición, es bastante probable que no encuentres ninguna diferencia con un abogado. No te preocupes, las vamos a ver más adelante.

Funciones del procurador

Los procuradores llevan a cabo una gran cantidad de funciones. Se tratan de los representantes procesales de los litigantes ante los Juzgados y los Tribunales. Los procuradores cuentan con un trato directo con el cliente para obtener la documentación necesaria para la tramitación del apoderamiento electrónico.

Los procuradores también se encargan de solicitar la provisión de fondos o la factura con el cliente, así como de la gestión de pago de las tasas judiciales y los depósitos exigidos. También se encargan de la recepción y remisión de notificaciones y del cómputo de plazos y vencimientos.

Los procuradores tienen la función de publicar edictos y anuncios oficiales en los Boletines Oficiales, así como las diligencias de notificación, emplazamiento y citación a la parte contraria para un juicio llevado a cabo por su cliente.

Finalmente, los procuradores cuentan con la responsabilidad de llevar a cabo todas las gestiones necesarias para que se pueda desarrollar de la mejor forma posible el proceso judicial.

La diferencia entre procurador y abogado

Ahora que conoces mejor las funciones del procurador seguro que tienes más claro sus diferencias con un abogado. Básicamente, el abogado es el profesional de derecho que ejerce la defensa del cliente. Por el otro lado, el procurador es quien lleva la representación de este, es decir, es quien lleva las notificaciones y sus documentos.

La figura del procurador se utiliza en un juicio para poder agilizar las actuaciones judiciales. Por otro lado, el abogado es quien aconseja a su cliente. Para que quede más claro, ambas profesiones son totalmente incompatibles. Esto quiere decir que un procurador nunca podrá interrogar a los testigos y un abogado nunca podrá suplir al procurador.

Se tratan, por lo tanto, de dos funciones diferentes, pero que son complementarias y estrictamente necesarias.

Quizás también te interese conocer que tipos de abogados existen.

¿Cuándo se necesita un procurador?

La necesidad de contratar o no un procurador depende de la jurisdicción en la que te encuentres.

Vamos a verlas por separado.

En los casos de ámbito civil contar con un procurador siempre será necesario salvo que el juicio verbal tenga una cuantía inferior a los 2.000€. También se puede prescindir del procurador en la petición inicial de los procesos monitorios o en aquellos escritos donde se solicitan medidas urgentes con anterioridad al juicio. 

En los casos del ámbito penal no será necesaria la presencia del procurador hasta que se dicte el auto de apertura del juicio oral. Esto se podrá llevar a cabo en el propio juzgado o en el tribunal que corresponda. Si los delitos son leves, tanto la asistencia del abogado como la representación del procurador son opcionales.

En los casos de ámbito laboral o social no se está obligado a contar con procurador, ya que las partes podrán comparecer por sí mismas sin problema. 

Finalmente, en los casos de ámbito contencioso administrativo sí que será necesario contar con la figura de un procurador además de la de abogado.

¿Qué hay que estudiar para ser procurador?

Para ser procurador lo primero que tendrás que hacer es estudiar la Licenciatura en Derecho o el Grado en Derecho. Cuando hayas completado esos estudios deberás de aprobar un Máster de Acceso a la Procura que cuenta con una duración de un curso académico.

Finalmente, con todos esos estudios realizados, deberás de superar un examen de aptitud a la profesión y colegiarte para poder desarrollar de forma legal esta actividad.

¿Cuánto dinero gana un procurador?

La gran mayoría de procuradores españoles trabaja por cuenta propia, ya sea en un despacho como autónomos o dentro de una empresa que cuente con servicios judiciales. El salario de un procurador dependerá en gran medida del volumen de trabajo que pueda abarcar, estando este limitado por cuestiones de tiempo o por el número de clientes.

El sueldo del procurador es bastante variable. Sin embargo, es posible que un procurador de los tribunales pueda llegar a ganar 6.700€ al mes, como siempre, en función de sus precios o del número de clientes que haya tenido.

Artículos más recientes