¿Qué es un concurso de acreedores?

concurso de acreedores

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

Si tienes cualquier tipo de duda con respecto a lo que es y puedes hacer en un concurso de acreedores, en este artículo te contamos al detalle de qué se trata y cómo puedes actuar además de dar respuesta a las dudas más comunes.

¿Qué es un concurso de acreedores?

¿Información en Internet te está afectando negativamente?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

Un concurso de acreedores es un procedimiento judicial a través del cual se procura que un deudor que se encuentre en situación de insolvencia pueda hacer frente, en la medida de sus posibilidades, a las deudas que tiene contraídas con sus acreedores.

Cuando un deudor es insolvente y contrae deudas con una gran cantidad de entidades, ya sean personas físicas o jurídicas, se entiende que va a ser casi imposible que se pueda llegar a cobrar la totalidad de la deuda.

El concurso de acreedores lo que va a tratar de buscar son alternativas de pago para tratar de conseguir que la empresa pueda continuar la actividad, soluciones de pago parcial o, en el peor de las situaciones, llevar a cabo la liquidación completa del patrimonio del deudor para que se pueda aplicar al pago de la deuda.

Básicamente el concurso de acreedores lo que quiere es que todo el mundo quede contento en la medida de lo posible.

Cuando se trata del propio deudor, el concurso de acreedores actúa como una especie de segunda oportunidad. Al buscar alternativas de pago u otro tipo de soluciones, busca que el deudor pueda seguir con la actividad de su negocio.

Por el contrario, aquellos a los que se les debe dinero son los que buscan como saldar la deuda. En este caso el concurso de acreedores también actúa como una herramienta de protección social al tener en cuenta todos los problemas que puede suponer el impago a otras personas.

¿Qué significa concurso de acreedores?

Que una empresa entre en concurso de acreedores significa que tiene problemas de solvencia y falta de liquidez en su negocio lo que hace peligrar que sus acreedores puedan cobrar.

Este procedimiento de concurso de acreedores buscará soluciones para evitar la quiebra y poder continuar con el negocio.

Entrar en concurso de acreedores también suele afectar a la reputación corporativa de la empresa y genera una crisis de reputación en muchos casos.

Tipos de concurso de acreedores

Habitualmente siempre se han tenido en consideración dos tipos de concursos de acreedores, el voluntario y el forzoso. Sin embargo, como vamos a ver a continuación, existe alguna variante más:

  • El concurso de acreedores voluntario es el que el propio empresario lleva a cabo consciente de la situación en la que no puede hacer frente a los pagos.
  • Por otro lado, en el concurso de acreedores forzoso son los propios acreedores los que inician los trámites legales para solicitar la entrada en concurso debido a las deudas contraídas.
  • También se encuentra el concurso de acreedores consecutivo que es una fase de la Ley de Segunda Oportunidad en donde se busca cancelar las deudas al no poder hacer frente a las mismas.
  • El concurso de acreedores express es el que busca hacer frente a las deudas sin contar con los bienes para liquidarlas o el abreviado, que busca ahorrar tiempo y costes en el proceso simplificándolo al máximo.

¿Cómo funciona un concurso de acreedores?

El concurso de acreedores debe de ser solicitado por el propio deudor o por los acreedores. En el caso de que este sea solicitado por el deudor, este tendrá que hacerlo en un plazo máximo de dos meses desde que ha conocido su insolvencia.

En el caso de que lo soliciten los acreedores, este se presentará cuando se haya tratado de cobrar un crédito de forma infructuosa.  

Procedimiento del concurso de acreedores

Una vez que se inicie el concurso de acreedores, independientemente de la parte que lo haya iniciado, este pasará por una serie de fases.

El objetivo final de este concurso de acreedores será poder hacer frente a las deudas y para ello será necesario llegar a un acuerdo entre los acreedores y el deudor.

Fases del concurso de acreedores

El concurso de acreedores se divide en cuatro fases diferentes:

  1. La primera es la fase común que, a su vez, se divide en dos partes. La primera parte es la solicitud del propio concurso de acreedores mientras que la segunda fase es la resolución del juzgado de si admite a trámite o no la declaración del concurso.
    Si se admite a trámite después de haber evaluado si se trataba de una insolvencia real o inminente, el propio juez decidirá que deudas formarán parte del concurso y nombrará al administrador concursal.
  2. La segunda fase es la de convenio, una fase en la que el administrador concursal negocia con los acreedores y busca llegar a acuerdos para acabar con parte de la deuda. Todo lo pactado se firmará en un convenio y se permitirá a la empresa seguir con su actividad.
  3. La tercera fase sería la de liquidación. A esta fase se llegaría siempre y cuando la persona deudora sea incapaz de llegar a un acuerdo. En esta fase de venderían todos los bienes y derechos del deudor para poder hacer frente a las deudas. En este caso, el deudor ya no podría gestionar sus propios bienes.
  4. La última fase es la de calificación, una fase en donde se determinará si lo sucedido ha sido fortuito o si hay algún otro responsable.

¿Cuánto dura un concurso de acreedores?

Cada concurso de acreedores es diferente y tiene una complejidad distinta. Por norma general, lo más lógico es que sean unos meses los que tarde en resolverse el concurso de acreedores.

¿Qué pasa después de un concurso de acreedores?

Cuando el concurso de acreedores termina pueden pasar dos cosas, que la deuda se considere liquidada o perdonada.

También puede darse que no se haya satisfecho la totalidad de los créditos de los acreedores y que el propio deudor deba de responder con sus bienes personales.

Durante el concurso de acreedores también puede haber embargos y también se pueden llevar a cabo toda una serie de acciones en contra del administrador o terceros si estos han sido culpables de la mala situación de la empresa.

Un concurso concurso de acreedores puede destrozar la reputación profesional de un empresario y por eso desde RepScan queremos ayudar a estos que estén en esta situación. Contáctanos sin compromiso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes