Todo lo que debes saber sobre la Ley de protección de datos

Comparte

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Conoce tu reputación online gratis

La nueva ley de protección de datos es algo que deben de tener en cuenta todas las empresas. La gestión de los datos debe de ser la adecuada para evitar sanciones por parte de la administración.

En este artículo te vamos a mostrar todo lo que tienes que saber relevante a esta ley de datos para que puedas ejercer la actividad de tu negocio con total tranquilidad.

¿Información en Internet te está afectando negativamente?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

¿Qué es la ley de protección de datos?

La nueva ley de protección de datos cambia las exigencias a las empresas a la hora de tratar la información de los datos que maneja. Básicamente, estamos ante una ley que ha establecido unos requisitos y obligaciones que las empresas deben de cumplir en materia de datos para tratar la información personal con la que cuentan.

La finalidad de esta ley es poder proteger en todo momento la intimidad del usuario y el derecho al honor.

De esta forma, no se podrán utilizar sus datos sin su consentimiento, ya no solo para utilizarlos en la propia empresa, sino también a la hora de ser cedidos a un tercero.

¿Qué dice la Ley de protección de datos?

La ley de protección de datos obliga a las empresas a aplicar ciertas medidas de seguridad dependiendo del tipo de datos que manejan.

Es importante señalar que esta ley no se aplica solo a las empresas, sino que también tienen la obligación de cumplirla las personas físicas y organismos públicos.

Básicamente, cualquier ente que maneje información personal de terceros es objeto de esta ley.

Novedades en la nueva ley de protección de datos

Esta nueva Ley de protección de datos deroga la anterior ley orgánica.

Es importante actualizar los avisos que hagan referencia a dicha ley en tu negocio, ya que con esta nueva ley han llegado nuevos cambios a tener en cuenta.

En primer lugar, debe de aparecer un aviso legal acerca de la política de privacidad en la web.

El usuario debe de estar informado en todo momento una vez que haya entrado en la página. Ahora tiene que haber un consentimiento libre y específico, es decir, los usuarios de tu página tendrán que confirmar que realmente desean que utilices sus datos.

Si ya tenías un cliente que había aceptado cualquier condición, por ejemplo, con respecto al uso de las cookies o el envío de correos para la publicidad, ahora tendrá que aceptar de nuevo dichas condiciones para que puedas manejar de esta forma sus datos.

Esto supone una mayor rendición de cuentas por parte de las empresas y nuevos derechos para los ciudadanos. Se acabó que te llamen a casa comerciales si no lo has autorizado previamente (aunque si esto se repite puedes apuntarte en la lista Robinson).

Con la llegada de todos estos cambios dentro de la empresa aparece una nueva figura, el Delegado de Protección de Datos, responsable de la gestión de estos dentro de la propia empresa.

¿Qué protege la Ley de protección de datos personales?

La nueva ley de protección de datos personales tiene como objetivo proteger el derecho al honor y la intimidad de las personas.

Las estrictas medidas a las que se someten las empresas buscan el que se traten los datos personales de la mejor forma posible, evitando que estos se publiquen o divulguen sin consentimiento del titular.

¿Quién está obligado a cumplir la Ley de protección de datos?

Básicamente cualquier entidad que cuente con datos personales de terceros está obligado al cumplimiento de esta nueva ley. De esta forma, están obligadas desde las grandes empresas multinacionales hasta los pequeños autónomos. Si en la base de datos de tu empresa cuentas con información personal de terceros, estás obligado a cumplir la ley.

Lo mismo sucede con los organismos públicos. La ley de protección de datos no diferencia en ningún momento al poseedor de los datos, basta con que maneje estos para que deba de asegurar su correcta protección.

Diferencias entre LOPD y RGPD

Debido a que ambas leyes contemplan la protección de datos, muchas personas por error acaban pensando que son lo mismo cuando en realidad existen grandes diferencias.

En primer lugar, el ámbito de aplicación. La LOPD solo se aplicaba en territorio español mientras que esta nueva RGPD se debe de aplicar en todo el mundo siempre y cuando los datos de la persona pertenezcan a una persona que reside dentro de la Unión Europea.

Mientras que la LOPD contemplaba los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación, la RGPD añade a estos dos nuevos, el de limitación y portabilidad. El derecho de limitación nos dice que los datos solo pueden tratarse de forma pública para proteger los derechos de otra persona o para la defensa de reclamaciones.

Por otro lado, el nuevo derecho de portabilidad nos indica que el responsable del tratamiento de los datos podrá transmitir estos a datos a otra persona responsable, por ejemplo, si existe un cambio en el puesto de delegado anteriormente mencionado.

Otra de las principales diferencias entre la LOPD y la RGPD es el consentimiento explícito.

Ahora, el propio usuario tiene que consentir que está cediendo sus datos participando activamente en la cesión, habitualmente será haciendo clic en una casilla de aceptación.

Finalmente, las sanciones. La RGPD cuenta con sanciones más elevadas para aquellas personas o empresas que incumplan en cualquier apartado esta nueva Ley de protección de datos.

Cómo cumplir con la nueva LOPD a nivel online

Si cuentas con una página web online deberás de actualizarte a esta nueva ley si no quieres tener problemas. Para ello, deberás de solicitar el consentimiento explícito de los usuarios para poder gestionar sus datos.

Deberás también de permitir un acceso fácil a la gestión de estos y facilitar el derecho al olvido.

También tendrás que velar por la seguridad de los datos que manejes, por lo que debes de tener especial cuidado con la fuga de información y contar con las medidas de seguridad necesarias que impidan que se publiquen estos datos.

Si tienes un negocio online, desde aquí te recomendamos encarecidamente que contactes que una empresa especializada o un despacho de abogados que te permitan adaptar tu página web a estos tiempos. Recuerda que las sanciones son bastante más elevadas por lo que un pequeño error, aunque haya sido sin querer, te puede costar bastante caro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes

Contactar ahora
1
¿Necesitas ayuda?
Presiona el botón "Contactar ahora" y explícanos tu problema