Jóvenes Empantallados

empantallados

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

En este artículo te vamos a contar uno de los problemas más frecuentes al que se enfrentan muchos jóvenes, estar empantallado. La droga sin sustancia que cada vez afecta a más jóvenes en el mundo en el que vivimos.

¿Qué son las drogas sin sustancia?

¿Información en Internet te está afectando negativamente?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

El primer paso para entender bien lo que es estar empantallado es entender lo que es una droga sin sustancia. Las drogas sin sustancia se refieren a toda clase de comportamientos que se hacen de forma repetida y exagerada.

Estos comportamientos de por sí, no tienen que ser malos.

De hecho, en un principio son agradables, el principal problema que se tiene es que acaba resultando fácil perder el control por lo que se origina el problema.

Ejemplos más comunes de drogas sin sustancia en España

La mejor forma de entender qué son las drogas sin sustancia es ver algunos ejemplos. Uno de los más habituales son los videojuegos. Hoy en día los videojuegos están en todas partes, desde los teléfonos móviles hasta en las consolas y el ordenador. Un videojuego en sí, no es nada malo, el problema es el uso que se puede dar de este.

Cuando un adolescente se engancha a un videojuego o a los videojuegos en general empieza a existir el problema. De hecho, uno de los principales problemas de los videojuegos es que se vuelven adictivos con facilidad debido a los pequeños premios que ofrecen a través del progreso, lo que incentiva y recompensa al jugador que juega día tras día.

De la misma forma que sucede con los videojuegos también nos encontramos con Internet. Es evidente que internet, hoy en día, es una herramienta de lo más necesaria. El problema reside cuando la persona se encuentra enganchada a Internet y no sabe vivir sin conexión.

Por último, podríamos hablar del teléfono móvil y las redes sociales. El problema de todas estas drogas sin sustancia es que aíslan a la persona y pueden llegar a bajar la autoestima debido a un mal uso.

Dentro de este tipo de drogas o adicciones también podemos poner temas como el juego o el sexo.

Consumo de los jóvenes de pantallas

Si te das cuenta, todos los ejemplos que hemos mencionado anteriormente tienen en común que hay que estar detrás de una pantalla para poder disfrutarlos. Este es el principal problema que mantiene a los jóvenes empantallados, les hace depender de una pantalla en su día a día y se sienten realmente mal cuando no hacen uso de esta.

Basta con echar la vista años atrás o pasear por un parque para ver cómo los jóvenes han cambiado. Mientras que antes había más conversaciones en los bares, ahora es habitual consultar el teléfono móvil cada pocos minutos.

Este cambio en los hábitos de los jóvenes empantallados les aleja de la realidad, ya que acaban pasando más tiempo dentro de una pantalla que fuera de esta. A la larga, se trata de un problema para el que es necesario encontrar una solución ya que la pantalla acaba por acapararlo todo. 

Afectaciones del consumo de pantallas por los jóvenes

El consumo de pantallas de forma excesiva puede acarrear muchos problemas en los más jóvenes.

Para empezar, como hemos visto anteriormente, se pueden mermar las habilidades sociales. Esto va a dificultar que los jóvenes conozcan nuevas personas, que se relacionen bien con ellas y también, por supuesto, afectar a su trabajo.

Vivimos en un mundo en donde estamos en constante relación con los demás. Saber tratar y socializar es fundamental para poder desarrollar una vida plena en la que se puedan resolver los conflictos. 

Por otro lado, la adicción que tienen a las pantallas provoca que descuiden toda clase de hábitos saludables. Estos hábitos son del todo variables y van desde la alimentación hasta el sedentarismo. Los jóvenes absortos en las pantallas quieren salir menos a la calle y no practican ejercicio con asiduidad, lo que es perjudicial para su salud.

La dependencia de una pantalla es algo realmente malo, ya que limita las capacidades de una persona a la que vuelve dependiente de los designios de dicha pantalla. Perderá amistades, tendrá dificultades para iniciar una relación sentimental, en definitiva, experimentará toda clase de problemas en el mundo que existe más allá de las pantallas.

Poner freno a esta situación es necesario cuanto antes, ya que es un problema que se agrava con el tiempo y del que es realmente complicado de salir.

Y por último está la exposición de estar todo el tiempo en Internet, donde se pueden dar todo tipo de situaciones como el cyberbullying, el stalking o el grooming entre muchos otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes