Qué es el grooming y cómo evitarlo

grooming

Comparte

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Conoce tu reputación online gratis

En este artículo vamos a hablar acerca de lo que es el grooming y de como evitarlo, un problema que, por desgracia, cada vez afecta a más jóvenes debido a la exposición a Internet.

¿Información en Internet que te está afectando negativamente?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

¿Qué es el grooming?

Empezaremos por lo más básico, definiendo lo que es el grooming. El grooming es una forma de acoso en la que un adulto trata de aprovecharse sexualmente de un menor de edad involucrándolo en cualquier actividad sexual.

Desde luego esto se trata de un abanico de lo más amplio, ya que el grooming es de lo más complejo y es un problema que se va acrecentando con el tiempo. A diferencia de otros tipos de acoso más directos, en el grooming el adulto se granjea la confianza del pequeño poco a poco hasta poder engañarlo y acabar cometiendo el delito sexual.

El acosador consigue la confianza de su víctima a base de alejarlo de su núcleo de confianza. De esta forma es habitual que la víctima se vaya desprendiendo poco a poco de su círculo más cercano, generándose con todo esto un ambiente de secretismos en donde al final acaba cayendo en las redes del acosador.

A día de hoy el grooming es bastante frecuente a través de internet.

La facilidad que tienen los acosadores para acceder a páginas en donde se encuentran estos menores es la principal preocupación de muchos padres.

Por este aspecto siempre deberías de vigilar lo que se encuentra haciendo tu hijo en internet, bien mediante aplicaciones de control parental o sabiendo con quien habla o se relaciona.

¿Qué es el grooming en las redes sociales?

Las redes sociales son el lugar perfecto en donde el acosador puede llevar a cabo esta práctica. Debido a la naturaleza de las redes sociales, un joven puede quedar muy expuesto si comparte sus fotos o intereses, ya que esto puede ayudar al acosador a ganarse su confianza a base de mentiras, fingiendo que comparten los mismos gustos.

La facilidad en la búsqueda del perfil no es el único aliciente con el que cuentan estas redes sociales. La posibilidad que ofrece de poder chatear en vivo o llevar a cabo videollamadas es un aliciente más vigilar más si cabe estas redes.

¿Cómo se lleva a cabo el grooming?

El grooming se lleva a cabo a lo largo de diferentes fases. A pesar de que no existe un modus operandi al uso, es un hecho que la gran mayoría de casos de grooming cumplen este patrón de conducta. Es importante conocer bien estas fases para saber si tu hijo se encuentra sufriendo un caso de grooming sin que se esté dando cuenta.

La primera etapa es la creación de un vínculo de confianza entre la víctima y el acosador. Esta fase suele estar llena de mentiras, ya que al acosador le puede resultar más fácil ganarse la confianza de la víctima si finge ser una persona más joven, de otro sexo o que muestre cualquier tipo de interés fingido por su víctima.

Es habitual que los adolescentes cuenten con problemas; todos hemos sido jóvenes alguna vez y de joven es habitual hacer un mundo de un problema. Los acosadores habitualmente tratan de ganarse la confianza de estos jóvenes a base de escuchar los problemas y estar de acuerdo en sus protestas.

Debido a esto, la víctima se siente comprendida y acaba cayendo en la red del acosador. Esta es una de las formas más fáciles que tienen de poner ganarse la confianza.

Con esta confianza ganada, el segundo paso es aislar a la víctima. Si esta se encuentra sola, alejada de las personas que realmente la quieren y se preocupan por ella, el acosador sabe que tendrá el camino mucho más fácil. Por este motivo, esta fase se caracteriza por el secretismo, el acosador nunca querrá que la víctima hable de esta relación con sus familiares.

En estos casos es habitual que el acosador pregunte constantemente acerca de su privacidad. Quiere saber que realmente todo es un secreto entre ellos y que estas conversaciones no llegan a oídos de nadie más. Evidentemente, este acosador no es tonto y sabe que lo que está haciendo es delito, por lo que no quiere comprometer nunca su posición.

Llegado a este paso es donde empezarán las conversaciones sobre el sexo. Una vez que la confianza es total, este buscará que la víctima se familiarice con diferentes expresiones sexuales para crear un ambiente de naturalidad e ir allanando el camino hacia preguntas más comprometidas.

Interesarse por las actividades sexuales de la víctima, sus gustos o cualquier otro tipo de preguntas íntimas son habituales en esta fase e incluso el sexting.

Finalmente, la última fase es en la que el acosador ya directamente empieza a chantajear a la víctima con todas estas confesiones sexuales. Aquí la coerción es habitual y buscará conseguir material sexual o incluso un encuentro físico con la víctima.

¿Cómo se puede detectar el grooming?

Entender las fases anteriores es la mejor forma de poder detectar el grooming. Si sientes que tu hijo está raro, más ausente o que no participa demasiado, valora que pueda estar sufriendo este tipo de acoso por la red.

El grooming es algo bastante habitual del que nadie se encuentra libre de padecerlo. Vigilar en todo momento lo que hace tu hijo en internet, así como privarle de acceder a diferentes páginas puede ser una solución que nos permita detectar una situación prematura de grooming.

Cómo evitar el grooming

La mejor forma de poder evitar el grooming es la prevención. Es importante que el niño sepa de todos los riesgos que entraña utilizar internet de una forma inadecuada. La educación en estos aspectos es fundamental y debe de aprender que no se puede fiar de nadie por la red.

El grooming es algo bastante complicado de detectar por los más pequeños. Esto se debe da que el acoso es poco a poco, muy lento y esa lentitud hace que se pueda esconder bastante bien. Además de una buena información y educación, como hemos dicho, vigilar lo que hace tu hijo en internet es fundamental para prevenir este tipo de situaciones.

Es lo mismo sexting y grooming

Grooming y sexting no tienen nada que ver. Cuando hablamos de sexting, estamos hablando de la difusión o publicación de contenido sexual que ha sido robado, es decir, ha sido producido por el propio dueño de las fotos. Esta difusión de contenido se lleva a cabo como una especie de chantaje, tratando de obtener un beneficio por eliminar el contenido.

Como hemos visto, en el Grooming esto es diferente, ya que el chantaje utilizado es el medio para conseguir el fin del contenido sexual. Mientras que con el sexting el contenido ya se tiene y lo que se busca es obtener, por ejemplo, dinero, lo que se va a buscar en el grooming es dicho contenido sexual.

A pesar de que guarden relación debido a que ambos se tratan de chantaje y cuentan con el sexo de por medio, realmente no tiene nada que ver el uno con el otro. Sin embargo, aunque sean diferentes, ambas técnicas son igual de peligrosas y lesivas, por lo que es importante saber como identificarlas y actuar lo antes posible para evitar el mayor daño posible.

Si sospechas que estás ante un caso de grooming actúa y protege a los más pequeños de esta práctica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes

Contactar ahora
1
¿Necesitas ayuda?
Presiona el botón "Contactar ahora" y explícanos tu problema