¿Qué es la inseguridad jurídica?

que es la inseguridad juridica

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

En este artículo te contamos qué es la inseguridad jurídica y cómo puede llegar a afectar al libre funcionamiento de la sociedad y de un país.

¿Qué es la seguridad jurídica?

¿Información en Internet te está afectando negativamente?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

Uno de los principios más básicos con los que cuenta el ordenamiento jurídico es la certeza del Derecho. Una persona tiene que sentirse protegida, amparada por diferentes derechos, además de tener que cumplir con todas sus obligaciones. 

Imagina una persona que pudiera salir a la calle temerosa de que la puedan atracar sin que el hecho quede impune, sin que ésta esté protegida. Todo esto se recoge con el concepto de “seguridad jurídica”, valores esenciales dentro del derecho que sirven para reafirmar la justicia como eficaz y completa.

¿Qué es la inseguridad jurídica?

La inseguridad jurídica sería todo lo contrario a la seguridad jurídica, es decir, carecer de todos aquellos valores y derechos que ofrecen las normas legislativas.

Son las leyes aplicadas por los jueces las que deben establecer ese marco de seguridad y no, por el contrario, ofrecer una sensación de caos o de inseguridad.

La importancia de la seguridad jurídica

La seguridad jurídica es fundamental para cualquier sistema institucional que quiera garantizar su independencia. Esta debe de contar siempre con los recursos necesarios para poder resolver cualquier conflicto entre las partes, de forma equitativa y en un periodo de tiempo razonable.

La seguridad jurídica es muy importante también para los agentes económicos. Cualquier persona que quiera crear una empresa o expandirse a otro país, buscará una sociedad en donde exista seguridad jurídica, por lo que esta seguridad es también necesaria para el desarrollo económico del país.

Cuando llega un inversor extranjero a un nuevo país, busca principalmente esa seguridad jurídica que le permita establecer su negocio. Imagina lo desalentador que sería para cualquier inversor que las leyes tributarias de un país pudieran cambiar de la noche a la mañana. Los intereses de cualquier empresa estarían desprotegidos y, por lo tanto, difícilmente se llevaría a cabo cualquier inversión.

Ejemplos de inseguridad jurídica

Son muchos los ejemplos de inseguridad jurídica que podemos dar para entender mejor la situación.

Uno de los ejemplos más evidentes es el que se produce dentro del ámbito tributario. En este caso, existiría una inseguridad jurídica cuando una inspección fiscal pudiera acarrear sanciones o problemas al existir numerosos cambios en la regulación y poco claros.

Dentro del ámbito comercial también se da esta inseguridad jurídica. Por ejemplo, el problema que suponen determinados cobros para autónomos o pymes. Es un problema para los autónomos el tener que abonar el IVA de facturas que todavía no han cobrado, lo que supone un problema y una inseguridad para la continuidad del negocio.

Dentro del ámbito laboral, existe inseguridad jurídica cuando la empresa debe demostrar que cumple con toda la normativa de prevención en riesgos laborales cuando un trabajador sufre un accidente. Si esta normativa es difusa o cambia constantemente, puede suponer un problema de inseguridad para la empresa.

Finalmente, también puede haber inseguridad jurídica dentro del ámbito financiero. La falta de cultura financiera supone un problema de inseguridad cuando las penalizaciones son demasiado elevadas. 

Muchas pymes y autónomos tienen problemas a la hora de llevar a cabo estipulaciones contractuales debido a la complejidad de la misma. Esta complejidad, además, se complementa con una sanción desorbitada, y sin derecho a rectificación en muchos casos, en el caso de que algo se haya hecho mal por un error.

Efectos de la inseguridad jurídica en la sociedad

A pesar de que hemos visto que la inseguridad jurídica puede suponer un gran problema en términos económicos, lo mismo sucede a la hora de trasladar el problema a la sociedad.

La inseguridad jurídica derivada de la ineficiencia de las técnicas legislativas acaba por generar un desánimo en el ciudadano. El ciudadano se siente desprotegido ante prácticas abusivas de empresas o ante sanciones desproporcionadas.

El poder legislativo se encuentra dominado por los grandes partidos políticos y, por desgracia, en la gran mayoría de los casos, sus intereses prevalecen por encima de las necesidades de los ciudadanos. Por este motivo, muchas veces estos ciudadanos acaban pagando el precio de una política incompetente que les sitúa en una situación complicada que deriva en inseguridad.

También es importante tener en cuenta las continuas normas que han ido cambiado o adaptándose debido a la integración europea. Todo esto, sumado a las presiones por parte de intereses corporativos de grandes empresas generan muy poca estabilidad dentro de las normas jurídicas. 

Cambios constantes, reglas difusas… En definitiva, toda una serie de aspectos que muchos ciudadanos terminan por no entender, pero por las que acaban pagando sus consecuencias, son aspectos que terminan provocando ese sentir de inseguridad jurídica dentro de la sociedad. 

Las próximas reformas y el consenso social son grandes facilitadores de que la seguridad jurídica sea una constante en cualquier país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes