¿Qué es el fraude de Ley?

fraude de ley

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

En este artículo te contamos lo que es el fraude de ley y te explicamos con algunos ejemplos lo que es cometerlo.

¿Qué quiere decir fraude de ley?

¿Tienes antecedentes penales y no sabes qué hacer?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

Entendemos por fraude de ley como una maniobra o engaño a través de la cual se vulnera una norma jurídica al amparo de otra norma existente.

Un fraude de ley podría parecer en un principio una conducta totalmente lícita, sin embargo, estas producen un resultado que acaba por estar en contra de la ley en la que se ampara o está prohibido por otra norma.

Básicamente los fraudes de ley se llevan a cabo para tratar de alcanzar objetivos de una norma que, dentro de la legalidad, serían imposibles de alcanzar. De esta forma, el propio fraude se ampara en una norma que le ofrece cobertura a través de la cual alcanza sus propios objetivos, siendo estos contrarios al ordenamiento jurídico.

El fraude de ley se lleva a cabo para ocultar la ley defraudada aprovechándose de otra ley. Dicho de otra forma, el fraude de ley disfraza una conducta como si se tratase de otra bien distinta con el propósito de burlar una norma.

El resultado que se busca con el fraude de ley no se podría conseguir de forma legal, por lo que se busca la artimaña que se suele calificar como pseudo legal. Evidentemente, el fraude de ley es completamente intencionado y tiene un propósito bastante claro, por lo que se trata de un delito que, por lo tanto, se puede sancionar de forma habitual.

Para entender mejor un fraude de ley es importante atender a los requisitos que este tiene. Lo primero, debe de existir una ley de cobertura en la que se ampare el propio fraude de ley y, por supuesto, una ley defraudada que es la que el propio fraude pretende eludir. 

Además, se debe de producir un acto jurídico, es decir, no es suficiente con la mera intencionalidad por parte del propio fraude. Este fraude que cuenta con apariencia legal deberá de vulnerar el contenido ético de los preceptos de la norma en la que se ampara, es decir, es aquí donde se comete el propio fraude.

Por otro lado, el fraude de ley es completamente indiferente a si el infractor tenía como finalidad eludir la norma defraudada como si no. Lo único que será necesario es que se produzca un resultado ilícito fruto de la consecuencia del fraude de ley. Este acto deberá de ser contrario al fin práctico de la norma defraudada, es decir, en la que se ampara.

Finalmente, la norma de cobertura no se dirigirá nunca expresamente a proteger el acto del fraude de ley en cuestión. Esta norma será una mera palanca que permitirá llevar a cabo el fraude de ley hasta que este se pueda catalogar como tal y, por lo tanto, sancionarse.

¿Qué efectos tiene el fraude de ley?

El fraude de ley cuenta con un efecto principal bastante claro, deshacer la protección que la norma de cobertura otorga al acto para que este se pueda someter a los preceptos de la ley defraudada que se intenta eludir.

Todos estos actos se considerarían siempre en fraude de ley y nunca impedirán que la norma que se intente eludir despliegue sus efectos. Esto quiere decir que, los negocios jurídicos están sometidos al régimen normativo que se pretende evitar, que es lo que busca el propio fraude de ley. Cuando esto se demuestre, los actos realizados únicamente serán nulos al simularse.

Ejemplo de fraude de ley

Uno de los ejemplos más habituales de fraude de ley es el que se produce en los contratos de compraventa de un inmueble. Estos contratos pueden llegar a esconder una donación. Al tratarse de una donación, esta se tiene que llevar a cabo a través de un trámite legal, por ejemplo, estar siempre ante notario y pagar los impuestos asociados.

Esto implica tener que correr con una serie de gastos. Cuando se formaliza un contrato de compraventa por un importe inferior al inmueble se lleva a cabo un fraude de ley ya que el acto jurídico debería de realizarse como donación.

Esto se utiliza porque el gravamen de la compraventa es menor y, por lo tanto, se pretende ahorrar dinero.

Esperamos que tengas un poco más claro lo que es el fraude de ley. Si tienes alguna duda puedes dejarla en los comentarios.

Artículos más recientes