¿Qué es el compliance y para qué sirve?

que es compliance

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

En este artículo te explicamos lo que es compliance en una empresa y lo que debes de tener en cuenta sobre este aspecto tan importante en una empresa grande.

¿Qué entendemos por compliance?

¿Información en Internet te está afectando negativamente?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

Compliance es un término inglés cuya traducción al castellano sería cumplimiento normativo.

Este cumplimiento normativo hace referencia a las normas con las que cuenta una empresa, un ente público o cualquier otra entidad tanto de forma interna como externa.

El compliance tiene su nacimiento entre los años 70 y 80 en EEUU tras grandes escándalos de corrupción financieros que afectaron a una gran cantidad de compañías. Teniendo en cuenta estos problemas se incluyeron toda clase de requerimientos y prohibiciones para acabar con estas malas prácticas.

En España todavía se trata de un término de lo más reciente. Sin embargo, durante los últimos años se ha incrementado considerablemente después de la entrada en vigor de la Ley Orgánica 5/2010 de la Reforma del Código Penal. Esta reforma introdujo la responsabilidad penal de la persona jurídica como tal por lo que las empresas se veían bastante más comprometidas.

¿Qué es compliance en una empresa?

Lo que se busca con el compliance es un modelo dentro de la empresa que sirva como prevención y cumplimiento de las normas que existen en nuestro país. Teniendo en cuenta el compliance las empresas buscan aplicar programas respetuosos con la ley para evitar responsabilidades jurídicas por parte de sus empleados y de la propia empresa.

Cuando se cuenta con un programa que cumple la normativa vigente se evita en una gran medida toda clase de problemas. Por este motivo, cuando una empresa cuenta con un sistema de compliance se puede eximir de toda responsabilidad frente a toda clase de hechos delictivos lo que permite operar con una mayor tranquilidad.

Con el compliance en la empresa también se consigue mejorar la gestión empresarial gracias a los seguros de responsabilidad.

Por otro lado, contar con el compliance también es fundamental para otorgar transparencia a la compañía y una mejor reputación corporativa.

Gracias a las medidas de buenas prácticas que esta toma no solo se crea un ambiente mucho mejor tanto de forma interna como externa, si no que también se mejora la imagen que proyecta la compañía al exterior.

Esta imagen se traduce en tener una mayor facilidad de cara a conseguir financiación, acuerdos con otras empresas incluso mejorando la relación con los clientes. El compliance en la empresa no solo es seguridad jurídica, si no también una buena inversión para la reputación.

¿Qué protege el compliance?

El compliance sirve para proteger a la persona jurídica, en este caso, de responsabilidad penal derivada de las actuaciones de sus integrantes.

Aplicar compliance en una empresa no es obligatorio, sin embargo, debido a la protección que ofrece a la empresa se calcula que son un 75% de las empresas españolas las que lo aplican.

Debido a la responsabilidad penal con la que cuenta una empresa es muy importante tener en cuenta la actuación de sus empleados. Aplicar compliance en una empresa garantiza la continuidad en el tiempo de la misma, así como su sostenibilidad debido a que no va a recaer nunca la responsabilidad de esta en las malas acciones de sus empleados.

¿Cómo aplicar compliance a una empresa?

Si estás interesado en aplicar compliance en tu empresa deberás de tener en cuenta los dos ámbitos siguientes. Primero uno teórico, el que tiene relación con los valores de la propia empresa y, el segundo uno práctico en donde se verifica el cumplimiento de la normativa que se adapte al negocio.

A la hora de aplicar el compliance se debe de tener en cuenta que no se busca burocratizar la administración.

Esto daría lugar a muchos malentendidos y solo serviría para entorpecer el proceso productivo de la empresa. Lo que es necesario es practicar una auditoría continua de todas las políticas corporativas internas con las que cuenta la empresa.

El objetivo de estas auditorias será el de comprobar que la práctica de la compliance se está llevando a cabo. Someterse a estas auditorías de forma continua también tiene que decir mucho acerca de la transparencia de la empresa.

De esta forma se podrá verificar que se cumple toda la normativa del negocio sin verse limitada por la legislación laboral entre otras cuestiones.

En todos estos casos lo que se recomienda es contar con una asesoría externa especializada en este tipo de informes. De esta forma podrás obtener un análisis mucho más objetivo acerca del estado de la empresa y el cumplimiento de la propia compliance.

En el caso de que la empresa tenga que hacer frente a una demanda o una acción judicial el haber aplicado compliance jugará a su favor en una due diligence por ejemplo. En este caso la empresa contará con todas las herramientas jurídicas necesarias para poder probar el cumplimiento de toda la normativa, así como sus acuerdos.

Es importante matizar de que, a pesar de que se tenga mucho ganado en cuanto a seguridad se refiere con el cumplimiento de la compliance, esta no exime al 100% de la responsabilidad de todos sus problemas. Por este motivo las auditorías son tan importantes para conocer siempre el estado de la empresa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes