¿Cómo se puede proteger una marca?

proteger una marca

Comparte

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Conoce tu reputación online gratis

Muchos empresarios creen que no es necesario saber cómo se puede proteger una marca, es decir, el nombre comercial con el que trabajan en el mercado o las marcas con las que identifican los productos o servicios que ofrecen.

Sin embargo, todas las empresas – desde un restaurante o una floristería, hasta un estudio de arquitectura o un despacho de abogados – se crean con vocación de comercializar algún tipo de producto o servicio y, para conseguirlo, se diferencian con signos que los identifican y los distinguen de sus competidores. De ahí la importancia de mantener una buena imagen de marca.

¿Información en Internet te está afectando negativamente?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

Los clientes no eligen empresas, sino marcas. Las marcas, y los valores que a ellas se asocian, son lo primero que identifican los consumidores y que hace que se decanten por un producto o servicio determinado. Estos signos resultan el punto de unión de los clientes con la empresa.

Las marcas registradas se convierten en activos comerciales que potencian el valor de las empresas llegando muchas veces a ser más importantes que los activos físicos y siendo susceptibles de explotación, pudiendo incluso venderse a terceros.

¿Qué es proteger una marca?

En un entorno cada vez más globalizado donde la internacionalización forma parte del proceso natural de crecimiento de una empresa, es importante contar con un buen nivel de protección de la marca.

Debemos tener presente que la marca no solo sirve para identificar un negocio, servicio o producto, sino que las marcas llevan implícito el reconocimiento de una serie de valores que, en ocasiones, llegan a suponer un alto valor adicional. Es lo que se conoce como el valor intangible de la empresa. De ahí la necesidad de protegerlas, no solo para proteger nuestro negocio y mantener a salvo nuestra reputación online, sino para evitar el uso ilegítimo que cualquier tercero pudiera hacer de ellas.

¿Por qué es importante proteger una marca?

La protección que otorga el derecho de marca se obtiene mediante el registro. El hecho de tener la marca registrada confiere a su titular un privilegio de exclusividad. La marca registrada reconoce el derecho a usar ese signo en el tráfico económico e impide que terceros comercialicen productos o servicios idénticos o similares con una marca que pueda crear confusión.

Es un error habitual confundir el registro de marca con el registro de la denominación social de la empresa en el Registro Mercantil o con la obtención del nombre de dominio para su uso en Internet. Pequeñas y medianas empresas invierten muchísimo dinero, tiempo y esfuerzo en publicidad, investigación de mercado, imagen corporativa, posicionamiento, etc. En definitiva, en todo lo que conlleva construir una imagen de marca, pero no deciden proteger su nombre. Con lo que, en caso de controversia o difamación, todo este trabajo previo resulta totalmente infructuoso y, en el peor de los casos, la empresa incluso está obligada a dejar de utilizar su nombre.

Aún en el caso de que la marca con la que comercializamos nuestros productos coincida con nuestra denominación social, la inscripción en el Registro Mercantil no es suficiente ni garantiza en ningún caso una protección de la marca. Es necesario además tener la marca registrada en la Oficina de Marcas u organismo que corresponda, ya que solo en ese caso podremos acudir a los mecanismos de protección que la legislación en materia de propiedad intelectual nos ofrece.

Cuando la marca está bien protegida, la empresa puede proyectar su imagen, invirtiendo en ella con seguridad y evitando futuros conflictos. Es por esta razón por la que las empresas deben cuidar sus marcas. Hacerlo no supone un gran desembolso económico, aunque lo más recomendable será asesorarse con un buen equipo de expertos y planificar la mejor estrategia para proteger tu marca.

Cómo proteger la marca de tu empresa

Lo más probable es que una de las preguntas que te estés haciendo si has llegado hasta aquí sea: ¿Cómo proteger mi marca?

Aunque es un tema muy técnico, es importante comprender los aspectos legales que pueden garantizar tu protección y que se relacionan con la solicitud de patente, la marca registrada, los derechos de autor de la marca y los símbolos.

Para proteger la marca de manera integral es recomendable actuar con rapidez y registrarse lo antes posible para evitar conflictos o reclamos de la competencia. En este apartado te damos algunos consejos e ideas para saber cómo se puede proteger una marca.

  • Protege la privacidad de tus patentes. Mantén todas las patentes que tengas como pendientes de propiedad intelectual en secreto. Es importante tener un flujo de información controlado que asegure que la información de tu producto sea vista solo por aquellos que estén involucrados en el proceso y nadie más. No des ningún detalle sensible hasta que la patente esté oficialmente registrada o en vigor.
  • Revisa el contrato. Debe existir un contrato formal entre socios y desarrolladores de productos que identifique específicamente la propiedad de cada miembro de las patentes pendientes y la distribución exacta de la propiedad intelectual. Revisa que la propiedad intelectual pendiente o las patentes y los derechos de propiedad no puedan ser reclamadas por desarrolladores sin consentimiento previo.
  • Patenta tu producto lo antes posible. Para ahorrar tiempo y dinero, primero debes concentrarte en las patentes nacionales hasta que el crecimiento requiera una protección internacional. Una estrategia inteligente para la protección temporal es solicitar una patente preliminar que te permita proteger la propiedad intelectual y los productos con mucha menos burocracia mientras la patente espera su aprobación.
  • Realizar una búsqueda de autorización de marca registrada. Con ayuda de profesionales en el tema, puedes determinar si una patente del producto ya tiene una marca comercial. Esto incluye nombres de marcas, logotipos, íconos, titulares e imágenes. Al contratar un servicio de búsqueda de permisos pueden realizar una búsqueda exhaustiva.
  • Obtén el distintivo de marca registrada. Después de haber determinado que no hay más reclamos sobre el producto, se puede presentar una solicitud para registrar la marca. Las marcas registradas formalmente están marcadas con una «R» (®) para indicar la propiedad completa.
  • Comprueba si hay Derivados de Marca. Asegúrate de registrar todos los sufijos de dominio principales para la marca o eslogan. Esto brinda protección en caso de que alguien quiera robar tu nombre.
  • Establece límites de licencia de IP claros. Es importante establecer procedimientos claros para otorgar licencias de propiedad intelectual a terceros. Para acuerdos de licencia o franquicia posteriores, asegúrate de que los términos legales y financieros de la sociedad estén claramente definidos y redactados, además de revisados por profesionales legales.
  • Identifica tu propiedad legal. Muestra tu propiedad del material escrito que se ha publicado con una pequeña marca de copyright o la palabra «copyright» y el año de publicación. Además, registra todos tus derechos de autor más valiosos. Todas las obras individuales deben presentarse por separado.
  • Determina la propiedad clara de los derechos de autor. Mantén acuerdos contractuales claros con todos los terceros que contengan materiales de escritura relacionados con el producto. Asegúrate de que estos contratos identifiquen claramente a la compañía como el propietario de los derechos de autor. Estos acuerdos pueden proporcionar protección legal si el tercero decide utilizar el material escrito más adelante para sus propios fines.

En conclusión, la protección de la marca supone un elemento más a tener en cuenta dentro de la estrategia de crecimiento de la empresa, sobre todo si queremos garantizar que nuestra marca se asocie a unos valores determinados que son los que, en definitiva, van a identificar a tu empresa o a tus productos con unos estándares de calidad. Tu marca es el activo más importante de tu empresa.

¿Eras consciente de lo realmente importante que es para una empresa la protección de la marca? Cuéntanos tu opinión o experiencia personal en el apartado de comentarios. Nos encantará leerte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes

Contactar ahora
1
¿Necesitas ayuda?
Presiona el botón "Contactar ahora" y explícanos tu problema