Los bulos en Internet

bulos informativos

Comparte

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Email

Conoce tu reputación online gratis

Por desgracia los bulos en internet son algo de lo más frecuente. De hecho, es tan habitual, que probablemente te hayas topado con más de uno sin darte cuenta. En este artículo te vamos a explicar bien lo que son estos bulos y algunas pautas para poder identificarlos.

¿Qué es un bulo de Internet?

¿Información negativa está afectando a tu reputación?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

Un bulo en internet es una información falsa que se ha creado con el propósito de hacerse pasar por verdadera. Los podríamos denominar también fake news.

No estamos hablando de una información que haya surgido por error o una desinformación, si no que se trata de una información que ha sido creada de forma consciente a propósito con un fin específico.

¿Qué es un bulo informativo?

Un bulo informativo es una información falsa que cuenta con carácter de noticia. Estos bulos tratan de hacerse pasar por noticias de verdad para confundir y provocar a la ciudadanía.

Debido al carácter informativo con el que cuentan estos bulos son bastante peligrosos.

Cuando las personas que lo leen o se enteran del mismo no comprueban si es un bulo, habitualmente se trata de una noticia que se suele compartir, contribuyendo todavía más a difundir el falso mensaje.

¿Por qué se originan los bulos informativos?

Estos bulos han sido creados con un propósito y, por consiguiente, cuentan con un motivo. El motivo puede tenerse en cuenta en dos sentidos, uno positivo para el difusor del bulo y uno negativo para el ente del que está hablando.

Un bulo se puede originar para crear cierto beneficio sobre la persona que lo difunde. Puede crear una noticia sensacionalista que le ayude a conseguir cierto rédito político o a conseguir un apoyo a base de mentiras y engaños.

Por otro lado, tendríamos el efecto contrario, el de crear un bulo de cara a perjudicar al ente del que se está hablando en el mismo. El fin viene a ser básicamente el mismo, perjudicar a una persona en concreto para satisfacer los propios intereses personales o conseguir una cierta ventaja.

Precisamente por este motivo los bulos informativos habitualmente se suelen encontrar en política.

Gracias a las agencias de verificación o fact-checking de información podemos observar que los bulos provienen de toda clase de partidos políticos, por lo que se han convertido en una herramienta de lo más importante de cara a obtener el apoyo de la población.

Pautas para reconocer un bulo en Internet

Teniendo en cuenta lo peligrosos que son estos bulos y lo que desinforman, seguro que no querrás verte atrapado por sus mentiras. En este caso existen diferentes pautas que puedes llevar a cabo para cerciorarte de que estás ante una noticia de verdad y no te encuentras leyendo un bulo.

En primer lugar, los bulos suelen ser noticias sensacionalistas. Por la propia naturaleza del bulo, este trata de crispar o provocar al lector. Si te encuentras con alguna noticia de este calibre es probable que se pueda tratar de un bulo.

Otro aspecto bastante característico de los bulos es que estos no suelen contar con ninguna fuente o referencia que ampare sus datos. Habitualmente estos bulos suelen hablar a la ligera de porcentajes o datos estadísticos para reforzar sus afirmaciones, pero nunca aportan de dónde vienen estos datos.

El motivo es simple, no es que se hayan olvidado de mencionarlo, es que realmente no vienen de ningún lugar ya que son datos inventados. Si no te encuentras la fuente de la noticia o datos, sospecha.

Otro aspecto característico es que tampoco suelen mostrar la fecha de publicación. Esto se debe a que al bulo le interesa estar circulando la mayor cantidad de tiempo posible para propagarse. Si se añade una fecha al bulo, este puede quedar desfasado y perder interés por parte de los lectores, algo que el bulo tratará de evitar a toda costa.

Finalmente, los bulos casi siempre buscan compartirse. Te van a dar motivos para que los compartas, para que se los quieras contar a tus amigos o hacerles partícipes de la noticia que has leído. Si detectas todos estos factores en una noticia que te encuentres leyendo, es más que probable que se trate de un bulo.

Cómo protegernos ante los bulos de Internet

Lo primero que debes de hacer es contrastar la noticia.

Trata de buscar la misma noticia en otros periódicos o en otros lugares de internet. Cuando se trata de un bulo habitualmente este no se encuentra mostrado en varios lugares, si no que suele estar en una página con poca relevancia y es difícil de verlo en páginas más importantes.

Trata de buscar las fuentes de información, es decir, trata de remitirte al origen de la noticia. No hace falta demasiada investigación para darse cuenta de que nos encontramos ante un bulo. Verificar los datos que ofrece suele ser algo bastante sencillo y no te llevará demasiados minutos comprobarlo en internet.

Finalmente, en RepScan cuentan con un servicio de alarmas que te permite identificar estos bulos de forma sencilla y así evitar que perjudiquen a tu empresa. Gracias a este servicio de alarmas te puedes enterar de todo el contenido que se encuentra en la red que puede dañar la reputación corporativa de la empresa y la personal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes