¿Qué hacer cuando te acusan de estafador en Internet?

cuando te acusan de estafador

Comparte

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Cada vez son más las personas que cuentan con un negocio en Internet y también las que compran en los mismos. Internet es una gran fuente de información y, una de las ventajas que tiene comprar por la red, es que puedes encontrarte con una gran cantidad de opiniones por parte de los consumidores.

Habitualmente las opiniones son constructivas y son de gran interés para el resto de los consumidores. El problema, en este sentido, pasa cuando alguien te acusa de estafador sin que realmente hayas hecho nada malo, por lo que hay que saber qué hacer cuando te acusan falsamente.

Esto puede suponer un duro golpe para el negocio y es importante saber como actuar para no ser perjudicado en una gran medida por una crisis de reputación online.

¿Información negativa que está afectando a tu reputación?

Si es así podemos ayudarte. Infórmate sin compromiso 

¿Qué hacer cuando te acusan falsamente de estafa?

Una gran mayoría de las acusaciones de estafa se deben fundamentalmente a clientes insatisfechos por un servicio. En la gran mayoría de casos, esta insatisfacción se debe a que el propio cliente ha malinterpretado el producto o ha hecho un uso equívoco del mismo.

La mera frustración del cliente y el orgullo de asumir su error acaban desencadenando esta situación.

En este caso, lo mejor que puedes hacer es contestar y demostrar que realmente no se trata de ninguna estafa. Si ha sido a través de un comentario en una red social o una reseña negativa en Google, demuestra que el enfado del cliente se debe a una mala apreciación de este o de un uso indebido del servicio. Esto te dará la oportunidad de defenderte y de lavar tu imagen en las redes.

Si la acusación llega a través de una denuncia, el procedimiento es parecido. Te recomendamos que recopiles todas las pruebas que desmienten la supuesta estafa para utilizarlas en caso de que exista un juicio.

¿Cómo se tipifica el delito de estafa?

¿Qué hacer si te acusan de algo que no has hecho? Para que haya un delito de estafa, el Tribunal Supremo establece que debe de haber un engaño que haya podido afectar a la misma. Inducir al cliente a cometer un error con el fin de obtener una ventaja para el estafador.

¿Qué se considera una estafa?

Por ejemplo, un sorteo amañado o la venta de un producto que realmente no funciona. Para que se considere una estafa se debe de demostrar que existe un engaño, que realmente el producto en cuestión nunca podría llegar a funcionar.

Muchos usuarios piensan que, si un producto no cumple con sus expectativas, este se consideraría una estafa. Realmente, no es así. Se considera estafa principalmente el indicio que ha llevado al engaño al cliente. Ese gancho mentiroso que ha propiciado la compra de un producto completamente engañado.

Las penas por estafa

Las penas por estafa están establecidas de forma clara en el Código Penal. Si la estafa es menor a 400€, el estafador tendrá que hacer frente a multas de penas entre uno y tres meses.

Cuando se trata de una cuantía superior a 400€, las penas van desde los 6 meses de cárcel hasta los tres años. En este caso existen agravantes como el daño patrimonial que se haya causado o los medios que se han utilizado entre otros.

Acusar a alguien falsamente es un delito

Acusar a alguien de estafa falsamente es delito. En este caso, hay que hacer dos distinciones. Si la denuncia de estafa falsa se hace a través de las redes sociales o de Internet en general, estamos ante un delito contra el honor, una injuria, difamación o calumnia.

Cuando ya hay una denuncia de por medio, estamos ante un delito de denuncia falsa. El problema en este aspecto es que no se puede demostrar que la denuncia es falsa hasta que hay un juicio que así lo asevera.

¿Qué riesgos tiene para ti y tu negocio?

Que te acusen falsamente de estafa tiene grandes repercusiones para tu negocio.

Lo primero que va a suceder es que esta denuncia de estafa va a dañar la reputación de tu empresa. Una buena imagen de marca cuesta mucho trabajo conseguirla y se puede destruir en muy poco tiempo a base de estas falsas acusaciones.

Muchos de los usuarios que vayan a comprar en tu página, a pesar de que no tengan clara si la denuncia es realmente cierta o no, como mínimo tendrán dudas. A pesar de que probablemente esto no afecte a tu clientela habitual, si que será un problema para aquellos que llegan nuevos y no te conocen.

¿Qué coste puede tener para tu reputación personal y profesional el que estén este tipo de difamaciones en Internet?

La consecuencia inmediata es una caída considerable en las ventas. Por desgracia, este tipo de acusaciones falsas suele producirse en cierta medida en Internet entre empresas de una misma competencia.

Cuando se trata de llamar la atención a nuevos consumidores, las empresas saben que contar con comentarios negativos en sus productos daña perjudicialmente la imagen de estos.

Por otro lado, este daño en la reputación puede ir más allá de señalar a un propio producto, ya que puede también dañar la imagen de la marca o el empresario.

¿Qué hacer en caso de recibir una denuncia falsa de estafa en Internet?

¿Qué hacer cuando te acusan de algo que no hiciste? En esencia, no se debería de hablar de una denuncia falsa en Internet hasta que haya una autoridad judicial que así lo decrete.

Desde aquí te recomendamos que trates de lavar tu imagen lo mejor posible ante este tipo de comentarios. Algunas grandes plataformas como identifican a sus clientes y señalan como “compra verificada” cuando verdaderamente un cliente ha comprado el producto.

Los consumidores inteligentes sabrán que no se pueden fiar de un usuario cuyos únicos comentarios buscan solo dañar la imagen del negocio. Como siempre, lo ideal es no tratar de confundir a los clientes con términos ambiguos y que tanto el proceso de compra como el producto sea lo más transparente posible.

No dejes que una denuncia falsa dañe la imagen de tu negocio y procura que no haya ningún fundamento para la misma. Si un usuario se queja de que los gastos de envío son excesivos, procura que estos se sepan antes de comprar el producto, por ponerte un ejemplo. De esta forma, nadie podrá estar sorprendido ni sentirse estafado en el proceso.

Acusarte de estafador en Internet es algo que puede suceder con relativa facilidad. Si has tenido problemas con esto contacta con RepScan y te ayudaremos profesionalmente a lavar tu imagen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes

Contactar ahora
1
¿Necesitas ayuda?
Presiona el botón "Contactar ahora" y explícanos tu problema