El Lifelogging e Internet

que es lifelogging

Comparte

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Cuando estamos expuestos a diario a las redes nuestra privacidad peligra de manera considerable. La huella digital que dejamos con nuestra actividad diaria habla más de nosotros de lo que probablemente nos gustaría.

El lifelogging se trata de llevar un diario de vida recopilando datos a través de sensores portátiles sobre experiencias personales. O lo que es lo mismo, se trata de registrar nuestra vida con dispositivos capaces de medir datos como la frecuencia cardíaca, nuestra dieta, horas de sueño, etc.

Algunas personas escriben, otras graban vídeos, fotos, audios, locación con GPS, etc. Incluso hay gente que llega a guardar sus signos vitales de manera automática.

El motivo de llevar a cabo este registro es diverso, desde hacerlo con intención de documentar un estudio hasta querer compartir cada momento vivido con amigos y familiares.

¿Qué es el Lifelogging?

El lifelogging permite a las personas el registro digital de diversos aspectos de la vida diaria.

Se trata de un «registro de las actividades vitales» que se practica para una gran variedad de propósitos. Actúa como apoyo a la memoria, e incluso como sustituto de ella, funcionando como un registro continuo y exhaustivo de determinadas actividades cotidianas.

Como consecuencia, esto hace que pueda ofrecer una gran cantidad de información y conocimiento acerca de cómo vivimos.

En el estudio «Lifelogging: el fenómeno de las «cajas negras» personales» realizado por el investigador de la Universidad de Barcelona, Jorge Franganillo, habla más en profundidad acerca de este tema que se ha convertido en una realidad para muchos de nosotros.

Los inicios del Lifelogging

Por lo anglosajón del concepto parece ser mucho más moderno de lo que en realidad es. Si analizamos el concepto en sí – llevar un registro cronológico de las actividades cotidianas – nos estamos remontando a la Antigüedad Clásica, donde se hallaron los primeros indicios de este método de escritura.

Podía ser mediante grabaciones hechas sobre tablas de arcilla en las que quedaban registros de la vida de las personas, del clima, de eventos sociales, de astronomía e, incluso, de transacciones comerciales.

A partir de la Edad Media y el Renacimiento, a raíz del desarrollo de la navegación marítima, aparecieron las bitácoras de viajes que se siguen utilizando en la actualidad. En estas bitácoras lo que se hace es un registro de datos y situaciones acontecidas durante los viajes.

Con la llegada de la Revolución Industrial, profesionales de diversas disciplinas se acostumbraron a llevar consigo diarios con registros de la evidencia y de los procesos empleados.

No se sabe a ciencia cierta cómo de antiguo podrá ser el concepto de «diario personal», pero sí que se podría decir que su uso masificado sucedió en el siglo XX, después de la publicación de «El diario de Anna Frank» en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

Las apps de Lifelogging más recomendadas

Narrative Clip: es una pequeña cámara portátil. Su desarrollo comenzó en 2012 por la fabricante sueca Memoto. Puede tomar una foto automáticamente cada 30 segundos mientras se usa durante el día. Al final de la jornada, el dispositivo carga las fotos y vídeos en la nube de la compañía, donde se procesan y organizan en colecciones denominadas Momentos.

SenseCam: es una diminuta cámara que han desarrollado los laboratorios de investigación de Microsoft en Cambridge (Reino Unido) en 1999. Permite registrar todas las actividades cotidianas habiendo sido diseñada para crear una foto sin intervención del usuario. A diferencia de otras cámaras digitales convencionales, no dispone de un visor o una pantalla que se utilice para enmarcar fotos. En lugar de ello, usa un lente gran angular (132 grados, llamado ojo de pez) el cual maximiza su campo de visión.

Google Glass: es un dispositivo de visualización de tipo gafas de realidad aumentada desarrollado por Google​ y presentado en el congreso I/O de junio de 2012. Google Glass tiene la capacidad de tomar fotos a una resolución de 5 Mpx y grabar vídeo en 720 píxeles.

La privacidad y los límites del Lifelogging

Las implicaciones del lifelogging conllevan una parte negativa, ya que puede tratarse de una de las mayores amenazas para la privacidad en Internet de los usuarios.

Casi sin darse cuenta, muchas personas están creando un registro de su actividad cotidiana, por ejemplo a través de los mensajes instantáneos y de correo electrónico o de sus publicaciones en redes sociales.

El problema es que los dispositivos digitales pueden resultar poco transparentes. No es tarea fácil comprender cómo funcionan realmente las aplicaciones de seguimiento ni tampoco que los usuarios sean conscientes de qué es lo que realmente estos dispositivos están midiendo.

En palabras de Jorge Franganillo: «Dado que la explotación de los datos que se derivan tiene un potencial considerable, esta práctica se ha vuelto objeto de debate y han surgido iniciativas que abogan por un uso socialmente responsable de la información sensible que genera».

Un negocio millonario

El lifelogging podría convertirse en la principal fuente para obtener información en el negocio de los conocidos como «Data Brokers».

Son vendedores de datos, es decir, personas o empresas que se dedican a recopilar información de los consumidores mediante algoritmos, con o sin su permiso, y que posteriormente venden a un tercero que pueda estar interesado en tener esa información, con fines legales o no.

Este negocio se ha convertido en una próspera fuente de dinero que está creciendo en todo el mundo.

Y aquí no solo estamos hablando de empresas como Google o Facebook que mueven millones utilizando los datos de los usuarios, sino también de organizaciones más dudosas que venden esta información en la conocida como «Dark web», donde el lifelogging se puede convertir en una fuente de ingresos enorme.

En conclusión, aunque no podemos considerar el lifelogging como un fenómeno reciente, su uso masificado lo ha convertido en un riesgo para la privacidad de las personas, especialmente en los últimos años, bien sea por el uso consciente por parte de los usuarios o bien un uso espontáneo sin que ni siquiera el usuario lo sepa.

¿Conocías el término lifelogging? Déjanos tu comentario. ¡Nos encantará leerte!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos más recientes

Contactar ahora
1
¿Necesitas ayuda?
Presiona el botón "Contactar ahora" y explícanos tu problema