Tu huella digital en Internet

huella digital en internet

Comparte

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

El concepto de huella digital abarca bastantes acepciones, pero todas tienen un nexo común y es que tienen una componente digital. En este artículo nos encargaremos de explicarte todo lo que rodea a este concepto, focalizándonos en la parte de la huella en Internet. ¡Vamos! 

¿Qué es el concepto de huella digital? 

Dentro de lo que es la huella digital podemos encontrar varias acepciones y por eso vamos a desglosar las tres más comunes y conocidas: 

La huella digital dactilar 

Como su nombre indica es una huella dactilar que ha sido digitalizada y se utiliza en el entorno digital para identificarnos como persona. 

Su uso está ampliamente extendido en una cantidad de ámbitos y ha permitido que la seguridad de un paso más allá permitiendo que los procesos sean mucho más ágiles y sobre todo seguros en la identificación de personas.

La huella digital de seguridad

Como huella digital también se conoce al mecanismo para defender los derechos de autor de las obras e impedir que se realicen copias ilegales o que estas copias sean detectadas. 

Para conseguir esto, los fabricantes introducen una serie de bits adicionales en el soporte digital, que permiten identificar si la obra ha sido copiada do forma ilegal o no autorizada. 

La huella digital en Internet 

La huella digital en Internet es la que nos interesa en este artículo y viene a ser como el rastro que dejamos en Internet cuando navegamos. 

Todas las acciones que realizamos en Internet suelen dejar un rastro digital de información y este puede ser reconocido dentro de la red por diferentes medios que siguen ese rastro. Esto es algo que debemos tener presente

¿Que es la huella digital en Internet y para qué sirve?

La huella digital no es más que la recopilación de las acciones que hacemos en Internet y una clasificación de los datos que pueden conocer de nosotros los navegadores, los buscadores o las páginas web. 

Datos como la IP, que revela nuestra situación geográfica o la aceptación de cookies a la hora de entrar en las webs, son medios a través de los cuales dejamos un rastro en Internet fácilmente reconocible por terceras partes como los navegadores, buscadores o páginas web.

Dentro de la huella digital en la red tenemos que diferenciar también lo que son las huellas pasivas y las huellas activas. 

  • Las huellas pasivas son todos aquellos datos que se recaban de nosotros sin que podamos hacer nada o seamos conscientes, como es rastrear la dirección IP cuando te registras en una web o introducir cookies en tu navegador web.
    Este tipo de huella suele tener fines estadísticos y se utilizan como datos agregados para crear perfiles de personas. 
  • Las huellas activas son los datos que nosotros ofrecemos de forma consciente a los sitios de Internet como redes sociales o que permitimos que sean rastreados mediante la aceptación explícita.
    Aquí es donde debemos tener cuidado y vigilar la información que compartimos o permitimos rastrear.

La importancia de la huella digital en Internet 

La huella digital en Internet tiene una gran relevancia, tanto para nosotros como individuos como para las empresas, que hacen negocio en torno a los datos que compartimos con ellas. 

Por una parte, la huella digital tiene una incidencia directa con nuestra identidad digital, ya que las acciones que hacemos en Internet suelen definir quienes somos en la red. 

Por otra parte, a las empresas les ayuda mejor a comprender a los usuarios que están en la red o de los que incluso tiene datos específicos. 

De esta forma podrán venderles mejor o permitir que terceras empresas lo hagan, como suele suceder con la publicidad en redes sociales: Facebook recaba información de tus gustos y acciones dentro de la red social y esta la ofrece a las empresas para que la usen en la segmentación de la publicidad que compran.

Los posibles riesgos de la huella digital en Internet 

 
La huella digital es una herramienta usada en la mayoría de los casos para el bien de las personas, pero en las manos equivocadas o con las intenciones incorrectas pueden suponer una grave amenaza. 

Esta amenaza no se limita solo a las personas, ya que las empresas que cuentan con datos de millones de usuarios, deben protegerlos como su activo más importante. Cualquier problema de fuga de datos repercutiría en su negocio y sobre todo en su reputación online.

Dentro de los riesgos que entraña la huella digital en Internet tenemos los siguientes: 

  • Phishing: Es lo que denominamos suplantación de la identidad en Internet de una persona o una marca. Si conocemos todo lo que concierne a una persona o empresa podremos hacernos pasar por ella digitalmente, con lo que podremos engañar a usuarios abusando de su confianza.
  • Robo de datos masivo: Este aspecto afecta mucho a las empresas, ya que son las que almacenan grandes cantidades de datos. Una fuga de datos deriva en una pérdida de confianza en las empresas y puede ser un daño para las personas afectadas.
  • Discriminación: La huella digital dicta quienes somos en Internet y esto puede llevar a situaciones de discriminación social, racial o de género. Esto es difícil de detectar porque Internet destaca por el anonimato y es complejo descifrar las intenciones detrás de las decisiones de las personas cuando tienen acceso a datos personales.
  • Spam: Tu huella digital está formada por datos personales y esos datos si son accesibles de forma fraudulenta pueden ser utilizados para realizar SPAM. 
  • Ciberataques: La mayoría de estos ataques se producen porque existe una fuga de información, más que por una brecha de seguridad. Los ciberataques afectan a las empresas y su reputación se ve afectada cuando son víctimas. 

Las partes positivas de la huella digital en la red

Debemos entender que Internet es algo positivo y podemos sacar muchas cosas positivas de nuestro rastro digital y más si somos conscientes de que existe y que constantemente estamos dejando esos datos y creando nuestra identidad digital. 

Con esto en mente seremos más responsables a la hora de: 

  • Crear una huella digital de forma consciente, pensando las implicaciones que tienen nuestros actos en Internet y la información que compartimos.
  • Pensar antes de publicar o de dar por ciertas informaciones sin contrastarlas, ya que pueden ser fake news. 
  • Potenciar los rasgos de nuestra huella digital que nos interesan y minimizar aquellos que creemos que no nos aportan nada.
  • Eliminar datos e información que no deseamos que tengan las empresas .

La huella digital o rastro en Internet es algo importante, tanto para las personas como para las empresas. Está en juego lo que las marcas saben de nosotros y la reputación de las marcas en Internet.

Artículos más recientes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.